Financiación para startups: cómo y dónde conseguirla

Uno de los principales miedos a los que se enfrenta cualquier emprendedor es la posibilidad de quedarse sin financiación para su proyecto en algún momento. Por ello, si tienes una startup debes saber cómo y dónde puedes conseguir financiación, así como cuáles son las mejores opciones para ti en función de la fase en la que se encuentre tu proyecto.

En The Startup CFO hemos escrito este artículo con el objetivo de presentarte los tres principales tipos de captación de fondos para startups (préstamo privado, público o bancario), así como algunos consejos para afrontar con éxito este proceso.

Recaudación de fondos privada

Debes tener en cuenta principalmente tres aspectos a la hora de obtener financiación privada:

  • Prepare un buen pitch para convencer a los inversores.
  • Elabora un business plan que demuestre la viabilidad de tu startup a largo plazo.
  • Presenta la estrategia financiera de tu startup. Los inversores quieren saber a qué se enfrentarán antes de invertir en él.

Una red de contactos que pueda presentarte a estos inversores puede dar mucha confianza y credibilidad al proyecto. En caso contrario, puede ser una buena idea ponerse en contacto con especialistas en este tipo de fundraising y que tengan experiencia en el sector.

Estos son los tres tipos de financiación privada más comunes que puede utilizar.

a) Family, Fools and Friends (FFF)

Cuando te inicias en el mundo del emprendimiento, normalmente no conoces el alcance de tu proyecto. Así que conseguir que alguien que no te conoce confíe en tu proyecto puede convertirse en una tarea complicada.

Por ello, normalmente recurrimos a financiación propia o de quienes ya nos conocen, es decir, Family, Fools and Friends (FFF), personas que tienen confianza en nosotros y que nos ven capaces de llevar a cabo nuestro proyecto.

La cantidad de dinero que se suele obtener de esta forma suele ser de hasta 50.000 € y la gran ventaja es que el proceso suele ser muy rápido.

Pero uno de los principales inconvenientes es que debes tener cuidado de no deteriorar tus relaciones personales con ellos en caso de que las cosas salgan mal.

b) Venture Capital

Los Venture Capital son empresas que suelen invertir en empresas tecnológicas de rápido crecimiento que necesitan financiación para consolidarse en el mercado o expandirse a otros países.

Normalmente proporcionan financiación a cambio de acciones, a veces en forma de préstamos convertibles, buscando tener cierto poder de decisión en futuras rondas de inversión.

c) Business Angels

Los Business Angels suelen ser empresarios o ex-emprendedores con verdadera pasión por el mundo del emprendimiento que buscan invertir en startups con un alto potencial a medio plazo.

Suelen tener un gran prestigio en su sector, lo que genera mucha credibilidad en la startup en la que invierten. A veces, varios business angels pueden invertir juntos para minimizar los riesgos de inversión.

Recaudación de fondos públicos

A día de hoy, son muchas las ayudas públicas que puede solicitar una startup en función de la etapa en la que se encuentre.

Este tipo de recaudación de fondos es muy útil tanto para hacer crecer un proyecto en las etapas iniciales, como para impulsarlo en fases más avanzadas.

Al aplicar para obtenerlos, debe asegurarse de cumplir o no con los requisitos para hacerlo.

a) ENISA

Los préstamos participativos de ENISA, en cualquiera de sus tres líneas de captación, son una de las primeras fuentes de financiación a las que recurren los emprendedores en España.

No requieren garantías ni avales personales y para poder solicitarlo debes cumplir con estos requisitos:

  • Ser una PYME o startup domiciliada en España.
  • Ser un proyecto innovador.
  • Tener una financiación privada reciente de los fundadores u otros inversores.

Si quieres más información, te recomendamos leer el artículo que escribimos hace unas semanas.

b) NEOTEC

Esta beca está destinada a startups de reciente creación que cuentan con un proyecto tecnológico con gran proyección.

Otorgado por el Centro de Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI), busca ayudar a consolidar las startups de base tecnológica españolas a través de una subvención no reembolsable de hasta 250.000 € por beneficiario.

Para ser apto, debes tener una startup tecnológica con entre 6 y 36 meses de vida, un capital social mínimo de 20.000 € y presentar un plan de I + D + i que represente un gran reto en tu sector a medio plazo.

c) EIC Accelerator

EIC Accelerator es un programa de investigación e innovación de la Unión Europea que busca financiar actividades de investigación y desarrollo tecnológico altamente innovadoras.

Este programa ofrece diferentes tipos de asistencia, incluido el Instrumento para PYME y el Fast Track to Innovation (FTI).

Puedes ver más información sobre este programa en su sitio web oficial .

Recaudación de fondos bancarios

Obtener financiación para tu startup a través de un préstamo bancario es bastante difícil en las etapas iniciales, ya que los bancos no están dispuestos a correr el riesgo de confiar en una startup que aún no tiene un historial consolidado.

Además, no es muy recomendable porque el banco normalmente te pedirá garantías personales como emprendedor. Algo que se debe al alto porcentaje de startups que fracasan en las fases iniciales.

Sin embargo, si tu startup se encuentra en una fase más avanzada en la que tienes ingresos recurrentes y ya has obtenido financiación privada sustancial antes, utilizar un préstamo bancario es una muy buena opción para complementar una ronda de inversión.

Cuando tu startup ya está en esta fase, suele ser un buen momento para negociar mejores condiciones con los bancos y probablemente no te pedirán estas garantías personales.

Si tu startup ya se ha consolidado y tienes un crecimiento predecible, otorgar crédito será más que factible para tu startup.

¿Necesitas ayuda a la hora de solicitar financiación para tu startup?

En The Startup CFO ayudamos a las startups a obtener financiación a través de inversores privados, ayudas públicas o préstamos bancarios. Nos involucramos en todas las fases, desde el desarrollo del plan de negocio hasta la negociación con potenciales inversores. Además, solo cobramos si obtenemos financiación para su empresa, por lo que el riesgo que corres al trabajar con nosotros es mínimo.

Tanto si necesitas más información sobre cómo podemos ayudarte o si ya has decidido que quieres trabajar con nosotros, te invitamos a que contactes en info@tscfo.com .

Esperamos que esta publicación te haya sido útil.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Recibe nuestros artículos directamente en tu mail